Join Our Mailing List

Sponsor Us!

Fact Sheets:
No Habrá Paz Sin Concesiones

(Actualizado Septiembre 2009)


Fact Sheets: Table of Contents | Abbas is Obstacle to Peace | Threat from Iran


Print Friendly and PDF
El conflicto entre Israel y los palestinos es complejo, y su solución podría resumirse en una sola palabra: concesión.
A través de la historia de las negociaciones, primero los sionistas y luego los israelíes han aceptado esa realidad, y repetidamente han ofrecido y hecho concesiones. Pero el conflicto ha persistido porque los palestinos nunca han estado dispuestos a hacer lo mismo. De hecho, si uno mira su posición actual, es tan recalcitrante como lo era 100 años atrás.

Posición Israelí

Desde inicios del siglo 20, era claro que la única manera de satisfacer las exigencias competitivas de los judíos y los árabes en Israel/Palestina era la partición de la tierra. Por más de 70 años, desde que el inglés Lord Peel primero propuso partir o dividir a Palestina en un estado judío y uno árabe, los judíos aceptaron la creación de dos estados como solución al conflicto.

Posición Palestina

Hasta el día de hoy, los palestinos no aceptan la legitimidad de un estado judío en territorio que ellos denominan como Palestina.

Posición Israelí

Cuando la Organización de las Naciones Unidas (ONU) votó por la Partición de la tierra para crear un estado judío y uno palestino, los sionistas aceptaron felizmente un hogar nacional en menos del 20% de lo que primero les fue prometido por Inglaterra.

Posición Palestina

Los palestinos rechazaron la oferta de un estado árabe [de este tipo], y se unieron en guerra con los demás vecinos árabes de Israel para exterminar a los judíos. Ellos perdieron. Una de las consecuencias de su decisión fue la creación de miles de refugiados palestinos.

Posición Israelí

Después de 1948, Israel permitió el retorno de 100,000 palestinos, a cambio de un acuerdo de paz con los estados árabes.

Posición Palestina

Los líderes palestinos y árabes rechazaron cualquier oferta que implicara el reconocimiento de Israel. Los refugiados palestinos fueron internados por sus hermanos árabes en campamentos de refugiados y les negaron la ciudadanía (excepto por Jordania, aunque recientemente también decidió remover su ciudadanía jordana). Jordania y Egipto ocupaban territorio que ahora los palestinos reclaman como suyo, pero los palestinos nunca exigieron su independencia ni trataron de terminar con dicha ocupación. Los palestinos formaron grupos terroristas para dirigir una continua campaña violenta contra Israel y los judíos alrededor del mundo hasta el día actual.

Posición Israelí

Luego de una serie de provocaciones y una declaración de guerra (en que Egipto bloqueó el paso de barcos israelíes por el Golfo de Áqaba), Israel atacó a Egipto, Siria y Jordania (quien atacó a Jerusalén luego de que el Rey Hussein ignorara las advertencias de no involucrarse), y capturó la Margen Occidental y la Franja de Gaza. Israel inmediatamente ofreció devolver la mayor parte del territorio capturado a cambio de paz.

Posición Palestina

Los árabes respondieron con tres negativas: “Ninguna paz con Israel, ninguna negociación con Israel, ningún reconocimiento de Israel.”

Posición Israelí

En 1979, Israel firmó un acuerdo de Paz con Egipto, desmanteló los asentamientos y las instalaciones israelíes en el Sinaí, y devolvió el territorio a Egipto. Se le ofreció la autonomía a los palestinos, creando la fórmula para una auto-determinación limitada a corto plazo que hubiera conducido a un futuro estado.

Posición Palestina

Los palestinos rechazaron la autonomía propuesta y rehusaron participar en negociaciones.

Posición Israelí

En 1993 y 1995, Israel y la Organización para la Liberación de Palestina firmaron los Acuerdos de Oslo con el objetivo de crear un estado palestino en cinco años. Israel acordó gradualmente retirarse de la mayor parte de la Margen Occidental y Franja de Gaza a cambio de paz, y convertir la autoridad civil en la denominada Autoridad Palestina.

Posición Palestina

El terrorismo continuó sin cesar, y luego aumentó a mitad de la década de 1990.

Posición Israelí

En 1998, Israel acordó retirarse de otro 13% de la Margen Occidental a cambio de la promesa palestina de prohibir y luchar contra las organizaciones terroristas, prohibir las armas ilegales, detener el contrabando de armas, y prevenir el incitamiento a la violencia y el terrorismo.

Posición Palestina

Nuevamente, los palestinos faltaron a su promesa de poner fin al terrorismo y sabotearon el plan de adicionales retiradas israelíes.

Posición Israelí

En el año 2000, el Primer Ministro Ehud Barak ofreció hacer una retirada desde el 97% de la Margen Occidental y el 100% de la Franja de Gaza. Además, acordó desmantelar 63 asentamientos aislados. A cambio del 3% restante de la Margen Occidental, Israel añadiría casi un 3% al territorio de Gaza. Barak también hizo unos ofrecimientos anteriormente inconcebibles respecto a Jerusalén, permitiendo que las vecindades orientales de Jerusalén se convirtieran en la capital del nuevo estado palestino. Los palestinos mantendrían control sobre los lugares sagrados y tendrían “soberanía religiosa” del Monte del Templo. La propuesta también permitiría que todos los refugiados palestinos pudieran regresar al estado palestino, y les concedía una compensación de $30 billones de fondos internacionales.

Posición Palestina

El dirigente palestino Yasser Arafat rechazó la propuesta sin hacer siquiera una contraoferta. Según el principal negociador de EE.UU. Dennis Ross, Arafat no estaba dispuesto a terminar el conflicto con Israel. Como resultado, los palestinos iniciaron una guerra de terrorismo que duró cinco años y tomó la vida a 1,000 israelíes.

Posición Israelí

En 2005, Israel decidió evacuar a cada soldado y ciudadano de la Franja de Gaza. Esa dolorosa retirada desarraigó a 9,000 israelíes de sus hogares. A petición de los palestinos, Israel destruyó todos los asentamientos para que los palestinos pudieran construir apartamentos de piso múltiple para los refugiados que vivían en campamentos. Los judíos americanos compraron los invernaderos de los israelíes y se los regalaron a los palestinos para que pudieran tener una multimillonaria economía exportadora inmediata y empleo para cientos de trabajadores palestinos. Al poner fin a la “ocupación” y remover los asentamientos, Israel quiso verificar la frecuentemente expresada teoría de que los asentamientos representan un obstáculo para la paz. La expectativa en Israel era que los palestinos aprovecharían la oportunidad para desarrollar la infraestructura de su estado y, como no tendrían más justificación para la “resistencia,” podrían demostrar que eran capaces de coexistir con Israel y sentar las bases para futuras concesiones en torno a la Margen Occidental.

Posición Palestina

Los palestinos se opusieron a la retirada y rehusaron cooperar con el plan israelí. Luego de la retirada, los palestinos no han puesto un solo bloque para construir casas para sus refugiados en los previos asentamientos. Los invernaderos fueron vandalizados y la oportunidad para retomar la exportación israelí fue desperdiciada. Los pocos invernaderos que quedaron intactos fueron convertidos en campamentos de entrenamiento terrorista de Hamás. En lugar de obtener la paz a cambio de territorio, Israel recibió 10,000 cohetes y morteros durante los próximos tres años.

Posición Israelí

A pesar de la realización común en Israel de que la retirada fue un fracaso, el Primer Ministro Ehud Olmert reinició negociaciones con los palestinos, y ofreció una retirada de casi el 94% de la Margen Occidental. El restante 4.5% sería intercambiado por terreno propiamente israelí, y otro 1.5% del territorio sería usado para construir caminos hacia el puerto Mediterráneo y Gaza. Según informes extraoficiales, Olmert propuso un tipo de supervisión internacional de la Ciudad Antigua (entre estados árabes, israelí y palestino), y un comité conjunto que administrara el este de Jerusalén hasta que se pudieran realizar acuerdos permanentes.

Posición Palestina

El presidente palestino Mahmoud Abbás rechazó la oferta. El principal negociador palestino Saeb Erekat dijo luego: “Primero [los israelíes] dijeron que manejaríamos nuestras [propias] escuelas y hospitales. Luego consintieron en darnos el 66% [de los territorios ocupados]. En Camp David nos ofrecieron el 90% y [recientemente] nos ofrecieron el 100%. Pues, ¿para qué tenemos prisa, después de todas las injusticias que hemos sufrido?” Reflejando las tres negativas de 1967, los palestinos declararon en la conferencia de Fatah celebrada en Belén en agosto de 2009: “Ninguna negociación con Israel, ningún reconocimiento de Israel como estado judío, y ninguna terminación de la lucha armada contra Israel.”

Posición Israelí

Respecto a las fronteras, la Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU #242 exigió una retirada israelí de cierto territorio, no de todo el territorio, capturado en 1967 a cambio de seguridad, fronteras defendibles y paz. Israel ya se ha retirado del 94% del territorio capturado en 1967. Ha entregado el 100% de la Franja de Gaza y casi la mitad de la Margen Occidental. Según expresado anteriormente, en 2008, Israel ofreció una retirada de otro 94% de la restante Margen Occidental.

Posición Palestina

Los palestinos insisten que Israel se retire totalmente a la frontera previo a 1967.

Posición Israelí

En cuanto a los refugiados, Israel dio permiso para que 200,000 palestinos regresen a Israel luego del Acuerdo de Oslo, y acordó aceptar otra cantidad por razones humanitarias. Israel también apoyó el regreso de los refugiados a lo que será el eventual estado palestino, además de compensación con fondos internacionales. A cambio, Israel espera que los judíos forzados a huir desde países árabes también reciban compensación.

Posición Palestina

Los palestinos exigen el derecho de retorno a todos los palestinos [y sus descendientes] para que vivan en Palestina y en lo que es ahora el estado de Israel. No reconocen las alegaciones de los refugiados judíos.

Posición Israelí

Israel ya ha desmantelado todos los asentamientos que construyó en el Sinaí y Gaza. También ha desmantelado cuatro asentamientos en Samaria. Israel ofreció en el pasado desmantelar la mayoría de los asentamientos en la Margen Occidental y, en varias ocasiones, congeló la construcción de otros asentamientos como parte de las negociaciones con la esperanza de alcanzar un acuerdo final. El Primer Ministro Benjamín Netanyahu ha ofrecido un congelamiento temporero de asentamientos.

Posición Palestina

Los palestinos exigen que todos los asentamientos en la Margen Occidental y Jerusalén sean desmantelados. Aunque ellos alegan que los árabes tienen derecho de vivir en Israel, niegan el derecho a los judíos de vivir en Judea y Samaria.

Posición Israelí

En cuanto a Jerusalén, Israel mantiene que Jerusalén es su eterna capital, y ha resistido exigencias palestinas de dividirla. Aún así, Barak ofreció que los palestinos establecieran su capital en el este de Jerusalén y concedió su control sobre el Monte del Templo. Olmert también hizo esa concesión respecto a Jerusalén.

Posición Palestina

Los palestinos han rechazado todo tipo de concesión israelí sobre Jerusalén, aunque nunca hubiera una previa capital árabe en Jerusalén, insisten que tienen el derecho de establecer una allí.

Conclusión

Israel tiene una larga historia de haber hecho ofertas y concesiones, y continúa ofreciendo concesiones para lograr la paz. Los palestinos tienen una larga historia de rehusar las ofertas y de no ofrecer concesiones propias. A medida que el Presidente estadounidense Barack Obama procura reanudar las conversaciones de paz entre Israel y los palestinos, es evidente dónde debe poner el énfasis, si es que espera terminar con el conflicto.


Back to Top